Cinco consejos para preparar a tu perro para el invierno

Hemos entrado en el otoño, las temperaturas van bajando progresivamente y con ellas los rigores del verano. En unas semanas el invierno llamará a nuestras puertas y debemos preparar a nuestros perros para las bajas temperaturas. Es el momento adecuado para visitar preventivamente al veterinario, para que realice un chequeo general a nuestra mascota. Algunas señales de aumento de temperatura vinculadas a enfermedades de invierno son inapetencia, decaimiento y nariz seca.
bano-perro-invierno

Perro feliz en su baño

El sistema inmunológico de nuestro perro debe estar preparado para el invierno de manera que afronte las bajas temperaturas con un organismo que prevenga enfermedades respiratorias como bronconeumonia, traqueo bronquitis u otras complicaciones. En casa podemos preparar a nuestra mascota siguiendo estos sencillos 5 consejos: Abrigo En razas de pelaje corto es recomendable ponerle alguna prenda de abrigo para salir a la calle, nunca en casa. En razas como Pincher, Chihuaha, Bulldog y Pug, es aconsejable ponerles ese abrigo. El pelaje También debemos cuidar su pelaje ya que el pelo del animal actúa como termorregulador. El cepillado nos ayuda a mejorar la circulación y la distribución de la grasa, lo que ayudará a mantener la piel hidratada. Otro aspecto importante para los animales son los tratamientos antiparasitarios en esta época del año. La hora del baño Aunque el olor de nuestro perro sea más suave en invierno, no debemos descuidar su baño. Es conveniente utilizar un champú hidratante y acondicionador suave. También es necesario asegurarse de que su piel está completamente seca antes de sacarlos al aire libre; la exposición prolongada a bajas temperaturas puede dar lugar a la enfermedad e incluso a la hipotermia y ambas cosas son más probables cuando el perro está mojado.
cepillado-pelo-perro-invierno

El cepillado del pelaje es muy importante

  Corte de pelo Los perros domésticos que viven en interiores no necesitan el pelo largo para mantenerse calentitos. La protección de las patas Nieve, hielo, sal, lluvia y bajas temperaturas pueden llevar a almohadillas agrietadas, irritación e infección. Aún así, cuando bajan las temperaturas es bueno tener en cuenta unas mínimas precauciones para que nuestros perros también disfruten de sus paseos en invierno. Ellos aguantan mejor que nosotros el frío pero también les afecta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *